music night run fest
Runnig Balboa
Correr Bien
Team Correr bien Donde Correr Tienda
Para anunciar aquí:
Contáctenos
a

info@correrbien.com
Últimas actualizaciones de Correr Bien
Inscriba su e-mail a Nuestro Newsletter
 
Inscripciones MMB en Correr bien COPA RUNNERS NIKE EPIC REACT FLYNKIT
NIKE

BOSTON MARATHON 2018
AQUEL INVIERNO INOLVIDABLE,
AQUELLA MEDALLA INVALUABLE.
Lunes 16 de abril de 2018
Por: Mario Mesa
mesa_mario@yahoo.com
Boston, Massachussetts, USA

“Raindrops are falling on my head,, they keep falling.
But there’s one thing I know:
The blues they send to me won’t defeat me.
It won’t be long ‘till happiness steps up to greet me”.

B. J. Thomas, Canción “Raindrops keep fallin’ on my head” (año 1969)
BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

El autor rumbo a completar la Edición 122 de Boston Marathon el lunes 16 de abril de 2018. El inclemente clima fue protagonista, y selló imborrables recuerdos en la memoria de quienes estuvimos en ese “Marathon Monday”, rainy Monday de abril. (M. Mesa, 2018).

En el caso hipotético que las medallas de carreras pudieran ser cotizadas en la Bolsa de Valores de acuerdo al esfuerzo requerido en carrera para ganarlas, la medalla que recibimos las 25,822 personas que logramos completar la Edición 122 de la Maratón de Boston, seríamos MILLONARIOS!, Millonarios, como suele decir Daniel Samper Ospina al cierre de sus videos de Youtube.

En esta nota repasaremos algunos detalles de esta Boston Marathon 2018, una carrera que entra a ocupar un lugar destacado en la historia de esta Centenaria World Marathon Major, y en la historia del atletismo mundial. y que hace que cada vez sean más los atletas aficionados de todo el mundo que luchamos por entrenar muy bien para en un  carrera lograr el anhelado BQ (Boston Qualifier), el tiempo de carrera que cumpla la marca exigida para poder aspirar a correr Boston, Boston Marathon.

ANTES DE PRESENTAR MAS ABAJO LOS DETALLES que hicieron memorable esta carrera, va el agradecimiento a las marcas y personas que hacen posible correr a escribir.

AGRADECIMIENTOS A COPA AIRLINES:

COPA RUNNERS (M. Mesa, 2018).

COPA AIRLINES nos ofrece a los corredores un programa muy especializado COPA RUNNERS, en el cual se obtienen tarifas especiales en los boletos aéreos para cuando viajamos a las carreras atléticas internacionales. Además con Copa Airlines se puede disfrutar de más frecuencias (incluida Boston) en horarios más convenientes, conectando a través del Hub de las Américas® en Panamá, así podemos organizar la ruta según nuestras necesidades.

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

jueves 12/abril/2018, inicia en Bogotá la peregrinación anual a la Meca del atletismo mundial: Boston. (M. Mesa, 2018).

Es un producto que está disponible en la página web www.copaair.com/runners

Información adicional del Programa en:
http://www.correrbien.com/viajar/coparunners.html

 

AGRADECIMIENTOS A NEW BALANCE:

NEW BALANCE (M. Mesa, 2018).

jueves 12/abril/2018, inicia en Bogotá la peregrinación anual a la Meca del atletismo mundial: Boston. (M. Mesa, 2018).

Una marca que nació en Boston en 1906 y que ha estado a la vanguardia en desarrollo de tecnología para correr. Boston Marathon se realiza en la ciudad donde esta marca tiene sus raíces, y donde funcionan sus oficinas principales.

New Balance es una marca que ha estado creciendo a la par con Boston desde los albores del siglo XX, y su presencia se siente en la ciudad: lugares emblemáticos como Fenway Park (el estadio donde juegan béisbol los Boston Red Sox), los vagones de algunas líneas de Metro, o el famoso Lenox Hotel a unos pocos metros de línea de meta de Boston Marathon tienen durante todo el año la NB que identifica a la marca.

Recientemente New Balance en su consolidación como una de las principales marcas deportivas mundiales es el inicio en 2018 como patrocinadores oficiales de la Maratón de Londres, así completando con Nueva York ser marca deportiva de dos de las seis World Marathon Majors.

En esta Boston Marathon 2018 el apoyo que tuve en indumentaria especialmente con tenis  New Balance, Fresh Foam Zante V3 aseguró paso seguro a meta, el website de New Balance en Colombia en Facebook:

https://www.facebook.com/NewBalanceCo/

 

EL RESTO DEL APOYO:

Preparar una Maratón, y en general darle al cuerpo el apoyo que requiere llevar una vida sana alrededor del deporte se puede optimizar, para eso en Colombia hay marcas de gran calidad como USANA Nutrición Celular, Productos Going y KT Tape Colombia. A ellos el agradecimiento.

Un muy especial saludo a mi familia, que apoya estas “locuras” de correr por el mundo, a mi Esposa Maria Elena y mi hijos Sebastian y Pablo, ellos son faro que me guía en las aguas mas tormentosas, como las de esta Boston 2018.

A mis alumnos del Team Correr Bien, con quienes compartimos ese camino, tan diverso y a la vez común de ir armando día a día, paso a paso, la medalla que en esa futura meta espera para premiar la constancia, la perseverancia, la lucha por alcanzar sueños.

 

LLUEVE EN TODO EL MUNDO?

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

Hubo sitios donde no llovió en ese abril de aguas mil de 2018: uno de ellos fue por ENCIMA de las nubes, como se observa en esta foto a 30,000 pies de altura en el vuelo de Copa Airlines de Bogotá a conexión en Ciudad de Panamá. (M. Mesa, 2018).

Era algo que ya estaba anunciado desde varios días antes: estando todavía en Bogotá recibimos el miércoles 11 de abril un email de la Boston Athletic Association (BAA), los organizadores de la Maratón, en el cual nos daban las primeras alertas, decía básicamente que para el lunes 16 de abril se tenía pronóstico de lluvia y temperaturas frías:

“Looking at the long-range forecast, rain and cold temperatures could be in store for race day. In case of potential inclement weather, please be on the lookout for updates from us, both through email and on social media, as race day approaches. We encourage all participants to prepare in advance for wet conditions.”

Muy acertado fue ese pronóstico desde cinco días antes, aunque en ese correo faltó mencionar el viento helado que recibiríamos de frente, que combinado con la lluvia  hizo que la sensación térmica fuera más baja que los 3 grados centígrados.

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

Breves momentos sin lluvia en conexión en Ciudad de Panamá. (M. Mesa, 2018).

Esos días de abril de 2018 que precedieron el “Marathon Monday” (16/abril) parecía llover en todo el mundo, al menos así lo percibimos quienes viajamos desde Colombia.  Para empezar, en Bogotá los días previos al viaje fueron de lluvia, el jueves 12 de abril que viajamos por la ruta de Copa Airlines con escala en Hub de las Américas® en Ciudad de Panamá, la corta estancia en esa ciudad tuvo clima de aguacero, y al final del vuelo Panamá-Boston, la Ciudad del Maratón nos recibió con frío y llovizna.

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

Un clima de invierno fue recibiendo a los atletas al aterrizar en Boston: al ir descendiendo el avión al aeropuerto Logan de Boston pudimos observar desde los cielos la zona de meta de Boston Marathon, se trata de la línea color rojo que va diagonal desde la parte inferior derecha de la foto. (M. Mesa, 2018).

Tal vez la excepción a esa constante de invierno fueron algunos minutos en la conexión en Panamá (al despegue fue con aguacero) y las horas en que estuvimos a 30,000 pies de altura volando sobre el Mar Caribe, que las nubes cedieron algo de espacio y nos permitieron ver cielos despejados. También se tuvo muy buen clima en Boston justo desde el DÍA SIGUIENTE (martes 17/abril) hasta el lunes siguiente a la carrera (23/abril) que regresé de Boston a Bogotá. Algo irónico que los cielos de Boston en particular dejaron caer el invierno más intenso en especial un día, el día de la carrera, eran las fuerzas de la naturaleza que nos pusieron a prueba para ver que tan interesados estábamos en esa medalla bostoniana.

VIERNES 13 DE ABRIL: ATLETAS ÉLITE:

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

Presentación de los Atletas élite de Boston Marathon el viernes 13/abril/2018 (Vista desde la izquierda del salón). (M. Mesa, 2018).

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

Presentación de los Atletas élite de Boston Marathon el viernes 13/abril/2018 (Vista desde la derecha del salón). (M. Mesa, 2018).

En la “John Hancock Elite Athete Team Media Conference” se presentaron los atletas con más opción para triunfar en esa Boston Marathon 2018. Inició con el ingreso de estos corredores al salón, acompañados por algunos “históricos” que han contribuido a forjar la tradición de esta centenaria carrera.

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

Edna Kiplagat y Geoffrey Kirui triunfaron en Boston en 2017, regresaron a buscar otra victoria, pero el agreste invierno les llevaría a un resultado atípico. (M. Mesa, 2018).

A los ganadores de la carrera en 2017 que regresaron a intentar validar su triunfo se les entregó su número de carrera: en categoría Silla de Ruedas (“Push Rim Wheelchair”) los suizos Manuela Schar y Marcel Hug (tiempos de 1:28:18  y 1:18:04 respectivamente en 2017). En División abierta los keniatas Edna Kiplagat y Geoffrey Kirui (tiempos de 2:21:52 y 2:09:37 respectivamente en 2017).

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

Al frente tres de los élite estadounidenses, desde la izquierda: Galen Rupp (ganador con 2:09:20 de Chicago Marathon 2017,y tercero en Maratón de Juegos Olímpicos de Rio 2016 con 2:10:05), Shalane Flanagan (Ganadora de Maratón de New York 2017 con 2:26:53, tercera en Berlin Marathon 2014 con 2:21:14) y Desiree Linden (Segundo puesto en Chicago Marathon 2010 con 2:26:20, y segundo puesto en Boston Marathon 2011 con 2:22:38). (M. Mesa, 2018).

Entre los opcionados a triunfo en 2018 se presentó a Shadrack Biwott (USA), Wilson Chebet (KEN), Yuki Kawauchi (JPN), Tamirat Tola (ETH), Molly Huddle (USA), Galen Rupp (USA), Shalane Flanagan (USA), Desiree Linden (USA), Jordan Hasay (USA) y la colombiana Kellys Arias.

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

El peso de la esperanza de triunfo femenino para USA en los previos lo tuvo Shalane Flanagan. (M. Mesa, 2018).

La expectativa en damas se la llevó Shalane Flanagan, la estadounidense ganadora de la Maratón de Nueva York de noviembre del año anterior (2017) las apuestas estaban por ella, cargaba la ilusión de volver a traer victoria a su país en la Maratón en Boston.

 

EXPO:

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

Reclamando el anhelado número de carrera. (M. Mesa, 2018).

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

La sonrisa hace que esta foto sea parecida a la que se toma uno con el diploma al graduarse del Colegio, o de la Universidad, o del Postgrado. (M. Mesa, 2018).

El Seaport World Trade Center fue el sitio a donde acudieron 27,362 de los 30,087 inscritos a reclamar su kit en los tres días de Expo de viernes 13 a domingo 15 de abril.

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

En la Expo siempre tiene lleno total ver el video de la ruta de carrera en un video que presenta John Hancock, el principal patrocinador de carrera. (M. Mesa, 2018).

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

Parte que hace especial esta Expo es el Runner´s Seminar Series, con charlas técnicas y motivacionales. Una de las charlas técnicas (no tan motivacional) fue la de Dave MCGillivray, Director de Carrera, en la que reconfirmaba el pronóstico de lluvia, y viento fríos para el día de carrera, lo bueno es que confirmaba la realización de carrera, a dos días del Maratón  y a pesar del invierno fuerte la carrera seguía confirmada, Dave dio valiosos consejos para enfrentar al General Invierno. (M. Mesa, 2018).

BAA 5K, SÁBADO 14 DE ABRIL 2018:

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

El circuito de la BAA 5K pasa por debajo de la línea de meta de la Maratón, la cual se ve al fondo de la foto en la que los corredores van por la parte final de carrera por Boylston Street de occidente a oriente para girar a la izquierda en Charles Street del Parque Boston Common. (M. Mesa, 2018).

Dos días antes de la maratón se realizó la carrera de 5K que sale y termina en Charles Street en el Parque Boston Common, y que en su recorrido pasa por la línea de meta. Son 10,000 participantes y esas inscripciones a diferencia de la Maratón no tienen marca clasificatoria. Esos cupos se completan en un par de días pues es una gran oportunidad para que quienes acompañan el viaje de los maratonistas puedan vivir la experiencia de pasar por la línea de meta de Boston Marathon, que hace parte de esa ruta de la 5K.

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

En meta de  la BAA 5K acaba de llegar el estadounidense Krueger Lowell (de gorra azul y gafas, junto con su hija x, acaban de finalizar los 5 Km en 30 min 55 seg junto con su pequeña hija Hannah Krueger. Esta 5K es una gran oportunidad de integrar a las familias. (M. Mesa, 2018).

Eso no significa que no haya atletas élite en carrera:

En varones triunfó el medallista olímpico de Londres 2016, el etíope Hagos Gebrhiwet, con 13’:42”, el mismo tiempo que el segundo, el estadounidense Ben True y el tercero, el también estadounidense Tommy Curtin.

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

Gesto Deportivo: El etíope Hagos Gebrhiwet le obsequia su recién recibido trofeo de campeón general de la BAA 5k al niño estadounidense Aidan Puffer, una de las futuras promesas del atletismo de los Estados Unidos, Aidan llegó a meta en 15minutos 47 segundos, nació en Manchester, Connecticut, y sueña con algún día ganar la Maratón de Boston. (M. Mesa, 2018).

En damas triunfó la etíope Buze Diriba con 15’:22”, tan solo un segundo delante de la otra etíope Fotyen Tesfay y dos segundos delante de la keniata Monicah Ngige, es decir que primera, segunda y tercera llegaron a meta separadas entre sí un segundo.  

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

El Dr. Michael P. O´Leary, Presidente de la Boston Athletic Association (BAA por sus siglas en inglés) , organizadores de Boston Marathon, junto a la Campeona de la BAA 5K 2018: la etíope Buze Diriba. (M. Mesa, 2018).

El sitio web de carrera es:
http://www.baa.org/baa-5k.html

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

Ana María Cifuentes con varios paisanos, al  finalizar la BAA 5K, en la cual triunfó en su categoría, en la foto tomada al lado de la estatua Ecuestre de George Washington en el Parque Boston Common aparecen desde la derecha: Paola Ramirez, Ana María Cifuentes (con la medalla), Ricardo Hernández, Gustavo Camargo, Guillermo Cantor y el autor. (M. Mesa, 2018).

Es de destacar la figuración de una colombiana en esta carrera, se trata de atleta de Fusagasugá Ana María Cifuentes Pachón, quien con 17 minutos y 26 segundos fue la triunfadora en la categoría juvenil.

Otros colombianos y su tiempos en esa 5K fueron: Germán Cheque (28’:53”), José Cubillos (22’:27”), Zuleima Diaz (22’:27”), Jonathan Franco (25’:09”), Paula Gaitán (26’:47”), Juliana Londoño (25’:09”), Salvador Martínez (25’:07”), Ana María Mendez (21’:04”) y Federico Pardo (18’:48”).

FINISH LINE LOS DÍAS PREVIOS:

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

Federico Pardo, Juan Pablo Venegas, María Mercedes Otero y el autor, en línea de meta la tarde anterior a la Maratón de Boston 2018, ya la tormenta que se posó sobre Boston el lunes 16 de abril de 2018 está empezando a hacerse notar. (M. Mesa, 2018).

La zona de meta de Boston Marathon, una línea demarcada en el piso de la Calle Boylston al costado noroccidental de la Bibioteca Pública entre las calles Exceter y Dartmouth  es un poderoso imán que atrae a quienes gustamos de este deporte de correr, y en los días previos a la Maratón es especialmente fuerte ese “magnetismo” que nos atrae. En este 2018 no importó que la Expo se alejara un poco (no fue en el tradicional Hynes Convention Center en Boylston Street, sino en la zona de Puerto), pues allí llegamos muchos corredores con sus familias a tomarse la foto.

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

Niños de las ocho ciudades por las que pasa la Maratón de Boston de preparan para competir en la prueba de la “Scollastic Mile” (1,609 metros) que sale y termina en la Meta de Boston Marathon. (M. Mesa, 2018).

En cuanto a la organización de carrera, esa meta fue eje de varios eventos como la B.A.A. Scollastic Mile, en la que compitieron jóvenes de las ocho ciudades por las que pasa la Maratón: Hopkinton, Ashland, Framingham, Natick, Wellesley, Newton, Brookline y Boston.

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

Caroline Fleming es de Natick, la cuarta ciudad por la que pasa la Maratón de Boston entre los Kilómetros 12.88 y 19.31. Ella corrió la “Scollastic Mile” el sábado 14 de abril de 2018, en 5 minutos 37 segundos. (M. Mesa, 2018).

Otras de las pruebas que organiza la BAA en la zona de meta de Boston Marathon el fin de semana de carrera son la Invitational Mile, en la que compiten destacados atletas de semifondo de todo el mundo, y el BAA Relay Challenge, una competencia corta de relevos cual unos 20 colegios de bachillerato del área metropolitana de Boston participan con sus  grupos de relevos, carrera que en este 2018 llegó a su Edición número 22.

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

Más allá de la meta de la carrera: en 122 años se entretejen muchas leyendas. Al salir a un corto trote el domingo 15 de abril el autor encontró en la ciudad de Melrose, al norte de Boston, un monumento a uno de los hijos ilustres de esa ciudad, se trata de Clarence De Mar, quien triunfó en Boston Marathon SIETE veces, en los años 1911, 1922, 1923,1924, 1927, 1928 y 1930. (M. Mesa, 2018).

BOSTON STRONG, CINCO AÑOS DESPUÉS DE LA TRAGEDIA:

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

El domingo 15 de abril de 2018 se realizaron varios actos conmemorativos de los atentados del 2013. En la foto la zona donde explotó la primera bomba. (M. Mesa, 2018).

La zona de meta de Boston Marathon, de la que acabamos de mencionar arriba, es un lugar de fiesta, de celebración de la vida, del triunfo del Espíritu Humana, es el corazón de la Meca del Atletismo de Fondo mundial, con la que meses o años antes van soñando pasar atletas aficionados de todo el mundo, preparándose inicialmente para lograr en otra Maratón el anhelado “Boston Qualifier” la marca que les permita entrar en esa “Élite” de aficionados, ese derecho a poder inscribirse a Boston.

El domingo 15 de abril de 2018 se conmemoraron cinco años de la tragedia:

El lunes 15 de abril de 2013 cuando el reloj marcaba las 2 de la tarde con 29 minutos y 43 segundos ese ambiente de alegría en meta fue acallado brutalmente por el ensordecedor ruido de una explosión en el andén del costado noroccidental de la meta. Trece segundos después en el mismo costado de la calle pero un poco más atrás entre las calles Fairfield y Exceter explotó una segunda bomba. A partir de ese momento caos del humo de pólvora, vidrios rotos y humanidades desgarradas por la metralla de las bombas se apoderó de la ciudad. Tres vidas humanas se perdieron: Krystle Campbell (29 años) en la primera bomba, y  Lü Lingzi (23 años) y el niño Martin Richard (8 años) en la segunda bomba. En los días posteriores, el jueves 18 de abril, los responsables del atentado asesinaron al policía Sean A. Collier (27 años) y casi un año después, el 10/abril/2014 falleció el policía Dennis Simmonds dejó de existir en un hospital por las heridas de granada que tuvo en Watertown durante la persecución de los terroristas.

264 personas recibieron heridas por las bombas, de ellos al menos 16 tuvieron amputaciones causadas por la metralla de las bombas.

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

Una de las sobrevivientes de los atentados del 2013 llega a la Expo de carrera de 2018 a reclamar su kit de carrera. A pesar de las heridas que le dejaron discapacidad en su pierna derecha corrió en Boston Marathon 2018. (M. Mesa, 2018).

Boston resurgió de la tragedia: el “BOSTON STRONG” fue el lema que sacó adelante los corazones abatidos de todas las personas que queremos ese deporte y más que eso valoramos lo sagrada que es la vida. Una ola de solidaridad alrededor del mundo cobijó a Boston, y para la Edición 118 de carrera un año después volvimos miles a correr, algunos con familias para demostrar la fortaleza de Boston.  

Nuestro reporte de 2013 de esa triste Edición 117 de Boston Marathon se puede consultar en:

http://correrbien.com/noticias/reportesdeeventos/2013/reporteboston2013.html

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

Durante todo el día domingo 15 de abril de 2018 hubo especiales de televisión en Boston al cumplirse ese día cinco años de los atentados del 2013. (M. Mesa, 2018).

ÚLTIMOS PREPARATIVOS PARA EL RACE DAY: DOMINGO 15 DE ABRIL

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

Ingreso a la cena de pastas. (M. Mesa, 2018).

Para el domingo 15 de abril, un día antes del Maratón, el frente de invierno del que tanto se mencionó los días previos dejó de ser un pronóstico y se volvió una “fría y húmeda” realidad.

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

En la cena de pastas de City Hall Plaza. (M. Mesa, 2018).

Desde las 4:00 pm en City Hall Plaza se realizó la tradicional cena de pastas pre-carrera, a la que acudieron los atletas en medio de la lluvia fría para esa recarga de carbohidratos, la energía que para el día siguiente sería valiosa para regular la temperatura en carrera.

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

Cada uno de los 27,042 atletas que tomaríamos partida en Boston Marathon vivimos cada uno a su manera el ritual de alistar el “equipo de batalla” para el Race Day. (M. Mesa, 2018).

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

EVENTO DEPORTIVO SUSPENDIDO!!: Ya para ir a dormir la noche del domingo 15 de abril, los noticieros anuncian que debido a la tormenta el tradicional juego de Béisbol del equipo de las Medias Rojas de Boston en lunes festivo “Patriots Day” del lunes 16 de abril se suspende por mal clima. Y la maratón? Sigue en firme? Con esa duda fuimos a dormir un ligero e inquieto sueño pre-carrera. (M. Mesa, 2018).

EL LARGO (Y ACUOSO) CAMINO A LA SALIDA: LUNES 16 DE ABRIL

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

Que frío tan tenaz!: el autor esperando a las 6:15 am de lunes 16 de abril el Metro que lo lleve al parque Boston Common a tomar los buses a Hopkinton. (M. Mesa, 2018).

Fue un lunes extraño, desde los primeros albores del día cuando todos los corredores nos movilizábamos al Parque Boston Common a tomar los buses que nos llevarían a la ciudad de Hopkinton a la salida de carrera, no parecía un día de abril primaveral, era como si hubiéramos regresado un par de meses en el tiempo a la parte más severa del invierno.

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

Una meta lejana, muy lejana: Al dejar las bolsas con elementos personales para reclamar después de meta antes de tomar los buses a Hopkinton, se alcanzaba a ver al lejos entre la lluvia la zona de meta donde deberíamos regresar horas después a buscar esa merecida medalla que premiaría la fuerza de voluntad corriendo 42 Km 195 metros de implacable invierno. (M. Mesa, 2018).

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

La capa de Super héroe: Uno de los corredores esperando en Boston Common tomar el bus para la ciudad de Hopkinton sitio de salida de carrera. El logo de Supermán en su plástico “permeable” al severo invierno pareciera buscar superpoderes para enfrentar la dura prueba que se avecina. (M. Mesa, 2018).

Lluvia, Viento helado, suelos blancos matizaban paisajes de invierno del norte, pero no era nieve lo que daba ese color, era hielo, agua congelada. Para quienes viajamos desde países tropicales como Colombia no parecía Boston sino más bien una remota estación de exploración en la Antártida.

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

NOS FUIMOS! Al abordar los buses en Boston Common tuvimos algo de protección del inclemente clima afuera. (M. Mesa, 2018).

A lo largo del viaje en los buses de Boston a Hopkinton los pasajeros nos mirábamos buscando fuerza colectiva, desde la ventana de los buses los blancos paisajes del agua lluvia congelada en el piso no ayudaban a calmar angustias, y parecía que al avanzar los minutos arreciaba la lluvia, afortunadamente por ahora estábamos protegidos dentro del bus. PERO, la carrera no sería en bus, sería poniéndole el pecho al invierno.

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

Chad Joice (al fondo con capota negra). Vive en la ciudad de Phoenix en el Estado de Arizona, donde todo el año predomina sofocante calor y el cielo rara vez muestra una pequeña nube. Se preparó en Arizona para su tercera medalla consecutiva de Boston Marathon, juicioso y optimista de lograr un sub-3 horas debió enfrentar condiciones totalmente diferentes a su entorno habitual. A pesar de todo lograría horas después un meritorio tiempo de 3:03:55. (M. Mesa, 2018).

La llegada a la “ATHLETES´S VILLAGE el espacio de la  Hopkinton High School donde cada año se ubican  las carpas blancas para albergar a los atletas en las horas previas a la salida de la Maratón de Boston. Este 2018 ese lugar más que albergue pre-carrera parecía un albergue de damnificados por el invierno, la situación cada vez se iba tornando más fría, y se acercaba el momento de empezar a caminar aproximadamente una milla hasta la zona de salida, cada vez más desprotegidos del invierno.

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

“Welcome to Athlete´s Village” dice el aviso horizontal de arriba que es movido por el viento frío cargado de llovizna fría, Por un instante el autor se  dejó solo en pinta de correr para la fría foto.. (M. Mesa, 2018).

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

La foto envueltos en plásticos, dentro de la carpa blanca esperando el llamado a moverse a los corrales de salida. (M. Mesa, 2018).

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

Al marcar el reloj las 09:40 am los parlantes en la Villa de atletas anunciaron el llamado:los corredores de la Segunda Ola de carrera deberían moverse a los corrales de salida, una caminata de aproximadamente un Kilómetro por Grove Street desde el Colegio hasta los corrales de salida en Main Street. (M. Mesa, 2018).

Al ir bajando por Grove Street a buscar la salida de carrera se sintió mejor que nunca el apoyo de los ciudadanos de Hopkinton. Ya varias generaciones de ciudadanos han visto pasar  por sus calles el tercer lunes de abril a los atletas rumbo a la salida de carrera. Para quienes hemos corrido al menos una vez en la vida, Hopkinton no es solamente una población de Estados Unidos, es parte de los símbolos que nos mantienen unidos en ese intangible BOSTON STRONG.

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

Ready to go! En el corral 3  de la segunda ola de salida de Boston Marathon 2018 el autor y José Cubillos, volviendo a compartir carrera luego de correr la Ultramaratón de Comrades en Sudáfrica en mayo de 2016. (M. Mesa, 2018).

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

unos cuantos segundos faltan para las 10:25 am, hora de salida de la Segunda Ola, los corrales se compactan y los atletas van caminando hacia la salida de carrera. (M. Mesa, 2018).

Si usted no ha corrido la Maratón de Boston tal vez tiene idealizado que se corre por una vía muy ancha de varios carriles, pero no es así son escasos 10 metros de ancho de vía por la Ruta 135 en la que inicia y se recorre la primera mitad de carrera. Es un reto logístico dar salida a unos treinta mil atletas en esa vía tan angosta. La solución está en una coordinación impecable de los tiempos de salida para las cuatro “OLAS” o grupos de salida con los siguientes horarios de salida de carrera:

Atletas con discapacidad: 8:40 am
Hombres en silla de ruedas: 9:02 am
Mujeres en silla de ruedas: 9:04 am
Handcycle: 9.25 am
Mujeres élite: 9:32 am
Hombres élite y Ola 1 (número de carrera color rojo): 10:00 am
Ola 2 (número de carrera color blanco): 10:25 am
Ola 3 (número de carrera color azul): 10:50 am
Ola 4 (número de carrera color amarillo): 11:15 am

Una vez parte el último corredor de la cuarta ola se cronometran seis horas para el cierre oficial de la meta.

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

Salida en Hopkinton de una de las cuatro Olas de carrera de Boston Marathon 2018. (M. Photo, 2018).

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

Un último vistazo al piso antes de echar a andar los cronómetros y echar el celular en una bolsa impermeable, el viento ártico cargado de lluvia helada congeló los dedos y fue sencillamente imposible tomar fotos desde allí hasta la meta, excepto un par que tomaron espectadores al sujeto sujeto por el invierno. (M. Mesa, 2018).

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

Primeros metros de carrera de Boston Marathon 2018 por la Ruta 135 saliendo de Hopkinton rumbo nororiente hacia Boston enfrentando un viento de rumbo suroccidente... (M. Photo, 2018).

RUNNING IN THE RAIN ON RACE DAY: LUNES 16 DE ABRIL

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

Cuanto pesa una bandera de Colombia mojada? Eso depende, pero si usted la lleva corriendo la Maratón de Boston de 2018 se estima que pesa dos toneladas y media, pero eso sí, es de gran orgullo de patria, al fin y al cabo esta carrera desde antes de arrancar se esperaba que no sería la de los tiempos récord, el curso intensivo de amor a la Patria perdurará por siempre. En la foto se nota a la izquierda detrás del correrdor el símbolo triangular de la petrolera CITGO, todo un ícono de la ruta de Boston Marathon, quienes en carrera ya pasan ese referente saben que les queda menos de 1,500 metros para la meta (la meta está detrás del fotógrafo). (M. Mesa, 2018).

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

Foto tomada en el mismo sector de la anterior, cinco días después, el domingo 22 de abril de 2018 y en dirección contraria, no se consigue media nube para la foto, los días de esplendoroso sol primaveral empezaron el martes 17 de abril, al día siguiente del Diluvio Universal. En la foto se reconocen otros dos íconos de la ruta de la carrera: al fondo al costado derecho del poste de aviso “Maitland St” el edifico de vidrios azules de John Hancock, y al lado derecho de este, al borde de la foto el edificio PRUDENTIAL  de color café. Entre los dos edificios está la línea de meta de Boston Marathon por Boylston Street entre Exeter y Dartmouth Streets . (M. Mesa, 2018).

Con las personas que hemos hablado que corrieron la carrera o acompañaron desde el andén se tienen más o menos las mismas impresiones: Inclemente invierno, mezcla infame de viento frío en contra empujando a las descubiertas humanidades goterones de lluvia helada, los escasos instantes que bajaba la intensidad de la lluvia era solo para recargar la siguiente oleada de aguacero, es lo que en inglés llaman “SHOWERS” para describir esa condición climatológica que aprendimos a reconocer a los garrotazos  los 23,042 atletas que tomamos la partida en Hopkinton. Cada gélido metro de esos 42,175 fueron cada vez más difíciles de andar, y por el camino la hipotermia fue sacando de carrera a grandes guerreros como nuestro ilustre atleta Hernán Barreneche Ríos, o la única carta élite que tuvo Colombia, la Guajira Kellys Arias.

En esa montaña rusa de colinas que separan salida de meta de esta centenaria carrera los objetivos tuvieron que ir siendo revaluados sobre la marcha, si alguien venía a hacer un sub-3 horas, la temperatura sub-cero le llevó a buscar el modesto pero bien sufrido “Finisher” sin importar las media hora o mas que se extendió el crono.

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

Últimos metros de carrera en Boylston Street. (M. Mesa, 2018).

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

La vista que tiene al frente el personaje de la foto anterior. (M. Mesa, 2018).

En mi caso el paso por la Media Maratón en 1:39:32 aún estaba en el plan de mejorar el 3:25:10  logrado un par de meses antes en Sevilla (España) de Boston Qualifier para 2019. Pero poco a poco el paso fue aminorando por el frío y el cansancio, a meta llegue bien de fuerza mental, con ninguna crisis física APARENTE, pues el cronómetro decía otra cosa, una segunda mitad poco mas de 26 minutos más lenta que la primera, para parar el cronómetro en 3 horas 46 minutos y 17 segundos.

Sea el momento para agradecer a New Balance por fabricar ropa y calzado de atletismo de gran calidad que respondió muy bien a esas condiciones extremas: Cero ampollas, materiales de camiseta y pantaloneta que me defendieron del agreste clima.

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

Las esquivas (y mojadas) medallas, finalmente están allí aguardando a los 25,822 Finishers. (M. Mesa, 2018).

Allí en meta no terminaría el sufrimiento, pues la caminada por Boyston Street varias cuadras en medio de inclemente invierno reclamando la medalla y avituallamiento post-carrera para regresar a las carpas donde en la mañana había dejado a guardar mi ropa de cambio iba congelando el alma, no solo la mía sino la de todos los agotados finishers.

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

Un atleta recibe la medalla bostoniana, muchas lágrimas de felicidad se fundieron con las gotas de lluvia en las mejillas de los corredores al recibir esa invaluable medalla. (M. Mesa, 2018).

INOLVIDABLE fue ese recorrido de 42,195 metros, si de algunas de las catorce medallas de Boston que quien escribe estas líneas completó en 2018 se acordará hasta el fín de sus días esa medalla que aún hoy escurre agua helada, no ha valido llevarla a Sogamoso, a la Ciudad del Sol de los antiguos Chibchas a asolearla. Ahora, pensándolo bien todos los que allí estuvimos vivimos una de las experiencias más intensas, de esas que hacen que vivir la vida bien valga la pena por los recuerdos maravillosos que vamos recogiendo por el camino, sin importar que ese camino plantee los retos mas inimaginables, como dice Wilfred Thesiger: “lo que importa no es la meta, sino el camino. Y mientras más difícil el camino, mas valioso el viaje”.

NICOLÁS SANTOS, LA CARRERA VISTA DESDE ADELANTE:

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

Del baúl de los recuerdos: El autor con Nicolás Santos (costado izquierdo de la foto) al arribar al Aeropuerto Logan de Boston en abril de 2008 para la Maratón. (M. Mesa, 2008).

En el viaje del autor a la Maratón de Boston del año 2008 se compartió con un joven bogotano de cabellos largos, que hacía relativamente poco había empezado a practicar el atletismo de fondo. Su debut en los 42 Km 195 metros había sido en la maratón de New York de 2006 con tres horas y 46 minutos (si, es correcto son tres horas y 46 minutos) y con 78 Kilogramos de peso corporal (no se sabe que % de ese peso era del cabello). Pero poco a poco fue entusiasmándose por correr, y con la orientación de Santiago Rodríguez, su Coach y amigo de toda la vida fue recortándole minutos al cronómetro.

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

Después de la meta de Boston Marathon 2008, Nicolás Santos de perfil en la parte inferior de la foto, con gorra blanca y cabellos largos. (M. Mesa, 2008).

Se trata de NICOLÁS SANTOS, un atleta “Aficionado” que como usted o yo maneja una agenda laboral y familiar y con ciertos sacrificios saca tiempo para entrenar.

Desde ese 3:46:00 de NYCM 2006 Nicolás ha recorrido un camino de excelencia en el deporte, y algunas de sus marcas así lo evidencian:

2013 Maratón de Miami 2:38:02
2014 Maratón de Boston  2:37:09
2015 Maratón de Nueva York  - 2:32:38
2016 Maratón de Chicago 2:31:21 (marca personal a la fecha).
2016 Maratón de Londres 2:32:19

2017 Maratón de Berlín 2:33:14

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

DIEZ AÑOS después de la foto anterior, Nicolás Santos a metros de la meta de Boston Marathon 2018. (M. Photo, 2018).

Nicolás vino a esta Boston con altas expectativas de carrera rápida, pero el factor clima, del cual no tenemos mucha manejabilidad sino podemos mitigar de alguna manera sus efectos, también le pasó factura, y esto es lo que compartió de sus vivencias;

“La maratón de Boston 2018 va a marcar la vida de cada uno de los atletas que la corrieron. Fue una maratón que implicó sufrimiento por las condiciones climáticas, para mí, desde el momento en que salí del hotel. Llovía, hacia viento y la temperatura estaba cerca de los 0 grados. El proceso para llegar a Hopkinton implicaba ir al Boston Common Park caminando y de ahí hacer fila para poder tomar un bus que me llevaría a la villa atlética. Todo empezó a las 5:40 a.m., llegué a la villa a las 7:15 a.m. y la carrera empezaba a las 10:00 a.m., una espera, que, por las condiciones climáticas, fue tortuosa. El piso estaba enlodado, algunas partes con hielo, el viento era permanente y la lluvia que no paraba de caer. Todo era tan incómodo, hasta el punto de que ni ganas de ir al baño me daban. Mi único objetivo era no moverme ni un centímetro de donde había decidido que iba a ser mi sitio de espera.

A las 9:10 a.m. me levanto y me dirijo a una fila que permitía la entrada de los corredores a los corrales, era la entrada de los atletas de la primera ola (Wave 1). De ahí en adelante no habría ningún tipo de refugio, por lo que decidí hacer mi última para al baño y en la fila me emparamé completamente. Finalmente llegué al corral y me ubiqué entre los corredores a esperar, salieron los corredores élite a la salida y desde ahí el tiempo empezó a moverse más rápido, faltando 5 minutos me quité la ropa que me protegía del frío y ahora sí se sentía entre los huesos; comienzo a temblar.

Suena la pistola y arranca la maratón, el momento que había esperado por más de 5 meses. Durante los primeros kilómetros el frío se siente fuerte, pero no estoy del todo mojado, así que nada grave, por ahora. A medida que pasan los kilómetros, en vez de escampar la lluvia aumenta y poco a poco voy quedando completamente emparamado. Nunca logré aumentar mi temperatura corporal, al contrario, mi temperatura iba bajando más y más a medida que avanzaba. Poco a poco las manos se me durmieron, no sentía los pies y las orejas me dolían, estoy en una carrera de supervivencia, ya no voy por un tiempo sino por lograr llegar a la meta.

Fue una carrera donde mi única salida era usar la cabeza, era la única forma en que iba a poder terminar. Mi cuerpo nunca estuvo preparado para estas condiciones, así que mi cabeza era la única que me podía sacar de esta situación y así fue. Busqué ir kilómetro por kilómetro tratando de no perder tanto tiempo y al final, en medio de un sentimiento de impotencia y desesperación llegué a la meta en 2:45:09. No hubo ningún tramo, en toda la maratón, en el que recuerde haber estado cómodo, suelto y tranquilo como debe estar uno en este tipo de competencias. Ahora, algo que rescato y puedo afirmar es que es la situación más compleja en la que haya estado en mi vida como atleta. Llegué a la carrera en mi mejor condición física, pero lo único que me puso a prueba esta carrera fue la cabeza, desde el momento inicial. Algunas maratones dejan historias y otras, como esta, experiencias”.

UNA DE LAS BOSTON MARATHON MAS EXTREMAS

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

El autor también corrió la Maratón de Boston en 2012, ese año las condiciones climáticas fueron totalmente opuestas: calor infernal. En la parte derecha de la foto con camisa verde-blanco está Edison Armilla un caleño que dice tener el Récord Guiness de haber bañado con una manguera la mayor cantidad de personas en un día: la  explicación de este récord es que el primer kilómetro de esa Boston Marathon de 2012 los 90 grados Fahrenheit (32 grados centígrados) literalmente “tostaron” a los corredores en la espera de salida de carrera. Edison estaba ese día con una manguera rociando al los agonizantes atletas que clamaban por bajar su temperatura, otra extrema fue la edición de 1976, también con calor infernal. (M. Mesa, 2018).

Esta edición número 122 de la Maratón de Boston será recordada por las condiciones climatológicas extremas de viento helado en contra, lluvia pertinaz y temperaturas promediando 38 grados Fahrenheit (3 grados centígrados) que azotaron a todos los que estuvimos involucrados en esta gran carrera: tanto corredores como voluntarios, espectadores, personal médico, logístico, prensa, etc. Lo adverso de las condiciones climáticas hacen que esta no sea una Boston Marathon más, ya entró a los libros de la historia como una de las Boston memorables, comparada con épicas como la que Boston Marathon de 1976 que se recuerda como la “Run for the Hoses” (carrera por las mangueras de apagar incendios) cuando el clima fue totalmente opuesto: un calor infernal que reventó los termómetros a 96 grados Fahrenheit (36 grados centígrados).

 

PODIO ATÍPICO EN UNA CARRERA ATÍPICA.

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

La sonrisa de la Victoria: La estadounidense Desiree Linden (2:39:54) yel Japonés Yuki Kawauchi (2:15:58) son ls campeones de la Edición 122 de la Maratón de Boston 2018. (M. Mesa, 2018).con calor infernal. (M. Mesa, 2018).

DAMAS:

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

Ceremonia de premiación la noche del lunes 16/abril/2018, aparecen des de la izquierda de la segunda a la décima atleta en meta, iniciando con Sarah Sellers (de Arizona), con camiseta azul manga larga, y finalizando a la derecha con la décima en meta, la japonesa Yoshitomi Hiroko. En la foto está ausente la quinta atleta en meta: Jessica Chichester. (M. Mesa, 2018).

Enseguida el listado de las primeras diez atletas en Meta, sus tiempos en horas, minutos y segundos:

1. Desiree Linden (USA). 2:39:54.
2. Sarah Sellers (USA). 2:44:04.
3. Krista Duchene (CAN). 2:44:20.
4.Rachel Hyland (USA). 2:44;29.
5. Jessica Chichester (USA) 2:45:23.
6. Nicole Dimercurio (USA). 2:45:52.
7. Shalane Flanagan (USA). 2:46:31.
8. Kimi Reed (USA). 2:46:47.
9. Edna Kiplagat (KEN). 2:47:14
10.Yoshitomi Hiroko (JPN). 2:48:29

 

Épico,fue el triunfo de Desiree Linden con 2:39:54 en tremendo aguacero le puso fín a una “sequía” de 33 años que ninguna estadounidense ganaba la Maratón de Boston. Desiree, nacida el 26 de julio de 1983, tenía menos de dos años de edad el lunes 15 de abril de 1985 cuando la última estadounidense ganaba en Boston, Lisa Larsen –Weidenbach (2:34:06).

Lo curioso de este triunfo es que todas las apuestas de USA estaban en otras como Shalane Flanagan y figuras mas jóvenes como Jordan Hasay y Molly Huddle. Ni la misma Desiree estaba del todo optimista, y en los primeros kilómetros de carrera le comentó a Shalane Flanagan que posiblemente se retiraría, de manera que si en algo le podía colaborar en su intento de triunfo contara con ella. Por ejemplo Desiree esperó a Shalane en una parada de baño que tuvo, y la ayudó a conectarse con el grupo de punta, demostrando que el Espíritu Deportivo existe, incluso a ese nivel de “competencia”.

Fue tal vez esa humildad, esa resilencia con la que Desirre enfrentó ese clima brutalmente frío lo que se convirtió en su fortaleza y en el ascenso a la mítica Heartbreak Hill, faltando poco mas de 10 Km a meta iba ya de tercera detrás de la etíope Mamitu Daska y la keniata Gladys Chesir. En el kilómetro 34 Desiree se atrevió a alcanzar a la primera (Chesir) y desde allí en adelante las demás la vieron alejarse, la alcanzaron DESPUÉS de la meta, cuando ya Desiree celebraba su victoria. Las favoritas del Este de África se congelaron en la parte final, la hipotermia pasó factura y entre las diez primeras solo una africana estuvo: Edna Kiplagat, campeona defensora que con 2:47:14 quedó en el noveno puesto.

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

En las fotos de más arriba cuando se hace mención a las actividades pre-carrera hay la foto de la joven Caroline Fleming de la ciudad de Natick compitiendo en la “Scholastic Mile”. Caroline tuvo la oportunidad de pedirle el autógrafo a la gran Campeona Desiree Linden. Esta foto de alguna manera representa la motivación en las nuevas generaciones de los países en los que sus atletas logran victorias. (M. Mesa, 2018).

Es de destacar que en  2011 Desiree había estado muy, muy cerca del triunfo, pero debió aplazar la celebración siete años pues en ese 2011 llegó de segunda escoltando a la keniata Carolina Kilel dos segundos después de Caroline.

La mayoría de las primeras diez fueron sorpresa, mujeres acostumbradas a correr en frío extremo, como la segunda en meta, la enfermera Sarah Sellers que pagó su inscripción como los demás aficionados, y regresó a Tucson, Arizona con un cheque de $75,000 dólares.

Respecto a Shalane Flanagan, ella la luchó, pero esta vez no fue. Así es este deporte, victoriosa en New York en noviembre, queriendo el triunfo en su adorada Boston, llegó de séptima. A sus 36 años de edad esta Boston 2018 sería su retiro por la puerta grande, no ganó en Boston pero tiene de que sentirse orgullosa, su voluntad y su victoria en New York están alimentando los sueños de miles de jóvenes estadounidenses que en unos años irán a Boston, a Boston Marathon.

 

VARONES:

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

Ceremonia de premiación la noche del lunes 16/abril/2018, aparecen des de la izquierda del segundo al noveno atleta en meta, iniciando con Geoffrey Kirui (de uniforme negro) hasta Reid Coolsaet. En la foto está ausente el décimo atleta en meta: Daniel Vassallo. (M. Mesa, 2018).

Enseguida el listado de los primeros diez atletas en Meta, sus tiempos en horas, minutos y segundos:

1. Yuki Kawauchi (JPN). 2:15:38
2. Geoffrey Kirui (KEN). 2:18:23
3. shadrack Biwott (USA). 2:18:35).
4. Tyler Pennel (USA). 2:18:57.
5. Andrew Bumbalough (USA. 2:19:52.
6. Scott Smith (USA). 2:21:47.
7. Abdi Nageeye (NED). 2:23.16.
8. Elkanah Kibet (USA). 2:23:37.
9. Reid Coolsaet (CAN). 2:25:02.
10. Daniel Vassallo (USA). 2:27:50

Fue una victoria para alguien que  de alguna forma nos representa a nosotros los aficionados, el Japonés Yuki Kawauchi al que se reconoce como el “Citizen Runner” (ciudadano que corre) es un pionero que rompe paradigmas con frecuencia, trabaja en un colegio cerca al Parque Komozawa en Tokio, Japón. Entrena solo, con altos volúmenes de kilómetros a alta intensidad, algo que va en contra de lo que el mundo llama “racional” pero le ha funcionado pues a finales de febrero de 2018 ostentaba un récord mundial atípico: el de la persona que ha corrido la mayor cantidad de maratones en menos de 2 horas 12 minutos (26 carreras).

Al no tener entrenador ni agente formal, las posibilidades que lo invitaran a Boston eran bajas, pero la amistad que Bill Rogers (estadounidense ganador de cuatro maratones de Boston a finales de la década de 1970) tiene con atletas de Japón y una conversación hace un año con el interprete Brett Larner en un partido de los Medias Rojas de Boston concretó la idea de invitar a Yuki.

Todo es relativo en la vida: El clima adverso que perjudicó a la mayoría de corredores se convirtió en una fortaleza para este nipón que está acostunbrado a entrenar y competir en temperaturas sub-cero, por ejemplo el 17 de diciembre de 2017 había triunfado en la Maratón de Hofu en Japón, carrera que se corrió en frío extremo.

Al inicio de carrera Yuri atacó pero fue absorbido por el lote, la carrera al llegar a la cima de Hearbrak Hill pasando del kilómetro 30 era liderada de lejos por el campeón dfensor, Geoffrey Kirui por una ventaja de más de minuto y medio respecto a los demás incluido Yuri. Ya parecía confirmado el triunfo de Kirui, pero en el kliómetro 36 en Cleveland Circle al africano se le empezó a acabar la “gasolina” la hipotermia le fue apagando su paso, y por otro lado Yuri seguía con paso firme en medio del infame invierno.

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

Como Yuri Kawauchi el mexicano Pablo Muñoz llegó a Boston a buscar la meta, uno de muchos aficionados que sufrió mucho en carrera, pasó la meta en 3:19:32 ocupando el puesto 5,250. Pablo recuerda haber pasado la meta y luego en una banca del Parque lo despertaron unos policías que lo notaron “con mirada “ida” lo llevaron de urgencias a un hospital (nótese la manilla de ingreso al hospital aún en su muñeca izquierda. Al reponerse Pablo preguntó por su medalla. NO LA TENÍA! Salió entonces corriendo del hospital a la zona de meta, ya era de noche pero alcanzó a recibir una medalla en las carpas ya desarmando la zona de meta, afortunadamente logró tener su medalla, su inolvidable medalla. (M. Mesa, 2018).

En Kenmore Square con cuarenta kilómetros y medio recorridos se dio el alcance: Yuri pasó a Geoffrey sin darse cuenta que estaba pasando al primero y empezó un remate espectacular que en esos dos kilómetros a meta  le logró tomar casi tres minutos de diferencia al africano, que llegó a  meta reventado.

Queda la duda si el remate de este japonés amateur fue por ganar la carrera o por salir rápido al aeropuerto, pues el miércoles debía reincorporarse al colegio de Japón donde trabaja. Esos son los líos que enfrentamos los aficionados cuando salimos a carreras. Pero en Japón se enteraron dse su victoria y le dieron un par de días más de permiso para que pudiera atender la avalancha de entrevistas que recibiría por tan corajuda victoria, además de los trámites para reclamar el premio de $150,000 dólares que recibe el primero en meta de Boston Marathon.

 

EL LISTADO DE LOS 116 COLOMBIANOS EN BOSTON MARATHON 2018:
BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

El autor en la Expo con la atleta Myriam Rizo (extremo derecho) y Victoria Chaparro, quien viajó animar a Myriam. (M. Mesa, 2018).

En las siguiente nota se puede consultar en resultado de los 100 colombianos que llegaron a meta de los 116 que estaban oficialmente inscritos:

http://www.correrbien.com/noticias/noticias/colombianosfinalizanboston2018.html

 

DE REGRESO A BOGOTÁ, CON COPA AIRLINES:

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

El autor, días después de la Maratón  en el Aeropuerto Logan de Boston pronto a iniciar el regreso a Colombia, en la foto el personal de apoyo en vuelo de Copa Airlines, la aerolínea líder en viaje de atletas a Maratones. (M. Mesa, 2018).

Al elevar vuelo desde Boston rumbo a casa ya empezaba el mantra a resonar en los corazones de quienes adoramos esta Maratón. Para quien escribe esas líneas el año 2019 ya está asegurado el Boston Qualifier y basta esperar contar con la salud para entrenar para la que será mi décimo quinta Boston Marathon. Un viaje que es cada vez más agradable con el programa especializado que ofrece Copa Ailines a quienes vivimos el atletismo como un estilo de vida.

Copa Runners® es un producto que  brinda soluciones de viaje a atletas y está disponible en la página web:
www.copaair.com/runners

Información adicional del Programa en:

http://www.correrbien.com/viajar/coparunners.html
BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

No llueve a 30,000 pies de altura, y  la medalla va asegurada en el equipaje de mano. La foto es sobre una de las islas del Mar Caribe en ese abril de 2018 que estuvo pasado por agua. Va cayendo es una lluvia de ideas en la mente del atleta, armando nuevos retos, nuevos horizontes. (M. Mesa, 2018).

BOSTON MARATHON 2018 (M. Mesa, 2018).

en conexión a través del Hub de las Américas® de Copa Airlines en Panamá, de regreso a casa la medalla decora la foto. (M. Mesa, 2018).

 

 

 

KT TAPE
GOING
Maraton de las flores
bodyteck
alianz2018
Runnnig
media maraton de bogota
maratondemedellin
ightrace10k
la guajira
Runnig Balboa
music night run fest
TEAM USANA